El escándalo de la explotación sexual en Brasil por parte de los cooperantes de Oxfam ha hecho que el Reino Unido amenace directamente a la ONG, indicando que cortará los fondos a cualquier organización que no cumpla con una nueva revisión de conducta sobre las organizaciones benéficas en el extranjero, acusando a Oxfam de encubrir a los trabajadores reportados por pagar por sexo con personas vulnerables en de la samba porno.
Seguir leyendo